Seleccionar página

La diabetes tipo 2 afecta a 246 millones de personas en el mundo y de continuar esta tendencia, se calcula que para 2025 esta cifra ascenderá a 380 millones.

Casi todo el mundo tiene un familiar, conocido, amigo con diabetes y parece que cada vez «salen» más casos en nuestro entorno. Pero, ¿esto es una percepción o está pasando algo para que cada vez conozcamos a más diabéticos?

Los datos que aporta el estudio di@bet.es desarrollado por el instituto Ciberdem para calcular la prevalencia de diabetes en España no son muy esperanzadores. Este estudio recogió datos durante 3 años en los cuales se observaron y analizaron muestras de sangre de 5419 personas de todo el territorio español. Algunos datos que obtuvieron fueron:

  • El 12% de la población tiene diabetes tipo 2
  • El 30% de la población padece obesidad
  • El 40% de la población tiene hipertensión arterial

Estos datos están por encima de las estimaciones de hace años y parece que la tendencia a ir en aumento es real. Pero no nos llevemos las manos a la cabeza (o sí…), podemos cambiarlo.

Alimentación + Ejercicio, la canción de siempre pero que funciona!

A los escépticos que no se toman en serio su diabetes ni su alimentación y se han resignado a la pastilla, la insulina y sus efectos secundarios asociados, les traigo un reciente estudio publicado en The Lancet que espero anime a iniciar cambios en sus hábitos alimenticios para comenzar a sentirse mejor.

Este estudio habla de que la diabetes tipo 2 de hasta 6 años de evolución, podría revertirse siguiendo un programa de control de peso. En este estudio, se incluyeron pacientes diagnosticados de diabetes tipo 2 que no se administraban insulina y tenían un índice de masa corporal de entre 27 y 45 (sobrepeso-obesidad).

Los participantes del grupo experimental, tomaron una dieta baja en calorías y recibieron apoyo continuo que incluía terapia cognitiva conductual combinada con estrategias para aumentar la actividad física. Después de un año, los sujetos experimentales perdieron una media de 10 kg y casi la mitad se habían establecido con unos valores glucémicos normales sin ningún tratamiento farmacológico. Esta remisión de los niveles de glucosa, estuvo estrechamente relacionada con el grado de pérdida de peso, a mayor pérdida de peso mejores niveles, recordamos que los sujetos del estudio presentaban diferentes grados de sobrepeso y que no participaban personas con un peso saludable.

El enfoque de este estudio fue controlar los niveles de glucemia estableciendo una restricción calórica exclusivamente y a corto plazo, esto fue suficiente pero los invesigadores también indican que para mantener estos resultados a largo plazo, es importante aumentar la actividad física diaria.

Otros datos significativos que obtuvieron fueron mejora de los triglicéridos, de la hipertensión arterial y de la calidad de vida.

En conclusión

La obesidad puede traer complicaciones asociadas como la diabetes, dislipemia o la hipertensión arterial entre otras; y recuperar un peso saludable mediante la alimentación y el ejercicio puede ser la solución o un coadyuvante al tratamiento para mejorar la calidad de vida.

 

BIBLIOGRAFIA:

  1. C. Marcuello, A. L. Calle-Pascual, M. Fuentes, et al., “Evaluation of Health-Related Quality of Life according to Carbohydrate Metabolism Status: A Spanish Population-Based Study (Di@bet.es Study),” International Journal of Endocrinology, vol. 2012, Article ID 872305, 6 pages, 2012. doi:10.1155/2012/872305
  2. The Lancet. «Weight management program can put type 2 diabetes into remission.» ScienceDaily. ScienceDaily, 5 December 2017.

 

Pin It on Pinterest

Share This